jueves, 15 de diciembre de 2016

Y en la mañana te pensé

Cosecha de algodón viste el cielo.
Espongosos y tiernos, así van
mis pensamientos hacia ti.

martes, 13 de diciembre de 2016

No estamos

Mesa dw café con cuatro sillas.
Tras la ventana iba muriendo la tarde
y dejamos huérfano el lugar donde, según
 San Juan de la Cruz, habríamos
de examinarnos en el amor.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Nada es inalterable

Faro de Trafalgar. Playa con faro al.fondo.
La marea deja estrías como la vida en la piel.

Brochazo de gracia

De un certero bocado, le arrebató el pincel cuando la espera le tenía tan excitado que conociéndola, sabía que la hora de salida no llegaría. Sofía chequeaba desde todos los ángulos y a corta, media y larga distancia el resultado de una composición nada satisfactoria. Mientras, Leny se cruzaba una y otra vez de izquierda a derecha con pasitos cortos y brincando. Luego, tendido boca arriba, jugaba con las partículas de luz que entraban por el ventanal. Y así, tras horas, en un desesperado intento trepó por las piernas de Sofía y atrapó el pincel que voló dando un final brochazo de gracia en el centro del lienzo.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Sol dormido

http://contarenbreve.blogspot.com.es/2016/12/playa.html - paisaje de playa
Por el camino de las rocas busqué el horizonte.
Nubes, densas y tercas te ocultaban
y allí estábamos, tú dormido,
 silenciosa la playa y yo lejana.

jueves, 1 de diciembre de 2016

No ha lugar a la nostalgia

La alarma sonaba con sones de blues. Miró el reloj y escondió la cabeza bajo la almohada. Día duro, pensó. El blues dejó de sonar. Desconectó la alarma, comprobó los últimos mensajes y ojo avizor repasó la actualidad. Lo de siempre, se dijo. Un mes que dormía en soledad. Con el humo del primer té se escapaba el recuerdo de Juan acariciando su espalda. No ha lugar a la nostalgia, exclamó. Se alisó el pelo, maquilló su desánimo y bajó las escaleras. Última reunión y de vuelta. Ya en casa, se tumbó en el sillón aspirando la fragancia que Juan impregnó en aquel lugar de paz. Repitió el ritual y generosamente se sirvió una copa de brandy de Jerez. El líquido caoba se hizo arte en el cristal. Miró la fotografía. Ambos brindaban, celebraban su amor por las calles de Lisboa. Una lágrima cayó en la copa y en el primer trago notó como él le tarareaba al oído.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Luz al atardecer

Si se apaga el sol, yo te lo enciendo.

martes, 22 de noviembre de 2016

En vertical

Aspirando al cielo, divertimento al atardecer:
Si tan alto eres hazme
cosquillas en la barriga.
Le dijo la nube al ciprés.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Lunes de lluvia

 Pares en busca de la simetría.

13/12/2002

Hora sumisa en la que trabajan las arañas negras.
Hora subyugada en la que el color y los aromas
emigran hacia exteriores cuartos oscuros
y se mezclan las imágenes con los ajuares
que el deseo regala a tu piel.

Unos ojos se caen de derrota
por no poder cruzar los páramos yermos de la ausencia.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Molino

Por la grieta de tu espalda, entra
la luz de la mañana.
Y en el río se mece el agua.

martes, 15 de noviembre de 2016

Puentes

http://contarenbreve.blogspot.com/2016/11/puentes.html
Y a cada tramo, buscamos puentes
que nos ayuden a cruzar.
Y el camino continúa.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Últimas cartas

Espero que puedas perdonarme… y en esa estela de puntos suspensivos quedaban aisladas las razones por las que solicitar clemencia e indulto. Las maletas alineadas en la puerta y todo dispuesto para poner distancia como solución a la dolorosa traición asestada en el corazón y en la cuenta corriente de Helena. Tras jurar y perjurar que abandonaría las salidas nocturnas y las altas apuestas en clandestinas mesas de póker, Ginés jugó sus últimas cartas y limpió la cuenta bancaria que ella, afanosamente y año tras año, había engordado. Antes de que Helena descubriera tal atropello él estaría tomando daiquiris en un exótico casino asiático.
Microrrelato participante en X Edición de Relatos en Cadena.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Fruto que da vida

"https://1.bp.blogspot.com/-ys86BqqKER8/WCWmJYO0O5I/AAAAAAAAD0E/VI7ZuGKxlVcj6I8YRer3674GYqV_EDwowCLcB/s1600/IMG_20161111_115620.jpg"
De la rama a la almazara,
siglos de historia.  

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Laberinto

Sorteo las escuadras de la niebla
y sus millones de aduanas
donde exigen un salva conducto ficticio
por sólo alcanzar la baranda de tus manos.

La atmósfera se me hace intransigente,
vehementemente
cubre el espacio con teselas
que dibujan el mosaico difícil de tus ojos.

Como Diógenes pongo luz
a esa noche eterna empachada de niebla
con el simple afán de hallar la salida
en las aguas limpias de tu mirada.

12/2/2002

Los caminos del agua

Líquida y quieta, rápida y traviesa, clara o turbia; espejo de vida.


jueves, 3 de noviembre de 2016

viernes, 28 de octubre de 2016

El tragaluz

Sigo observando mi trocito de cielo como nexo a lo real. Este estrecho cristal no deja entrar el aire fresco ni el ruido de la calle. Este pequeño tragaluz me reconcilia con la intención de seguir vivo. Aquí, el tiempo detenido es difícilmente soportable. Las eternas horas me afanan en recordarte hasta parecer que rozo tus labios con los míos. Retrocedo en la memoria y cuento los días de involuntaria reclusión hasta que oigo el girar de las llaves, un sonido familiar. Y entonces, cual perro fiel voy hacia la portezuela por donde entran la comida, el agua y los elementos de aseo. Es mi única ruptura con la soledad. En las tardes repaso efemérides, calculo distancias o tarareo canciones. Hoy es el día 87 de mi secuestro y en esta inducida locura sólo llego a discernir cuánto te quiero. 

martes, 25 de octubre de 2016

Hacia la palabra

Al otro lado de la ventana continuaba la vida. En el alambre del tendedero, en ese difícil equilibrio, un pájaro buscaba atento qué picotear. Dentro, la temperatura de octubre agradaba. Entonces, cuando encontró aquel viejo sobre de entre los antiguos archivadores, ella detuvo el tiempo y abrió con cuidado el cierre, espontáneamente el mundo interior sepultado a fuerza de desidia y por el dolor de la madre muerta, la invadió por completo. Los viejos poemas exhibieron a la palabra hecha carne, desnuda. De nuevo, comenzó a escribir.

lunes, 24 de octubre de 2016

En el río de la vida (I)

Relato

Sumergida en el río de la vida, a contra corriente me encontré...

viernes, 21 de octubre de 2016

14Febrero02

Fin de trayecto:
Las manos sucias
la sien cansada y el día que expira.

En el aire, conclusiones sin título transitan las escaleras.
Una vaga voz, similar a tu voz,
me pide ayuda.
Solicita un despido en regla para la tristeza
y un papel protagonista en la aventura.

Busca la flor

Ella está ahí.

martes, 18 de octubre de 2016

Refracción y reflexión

El principio del color está en todas partes.

Esa palabra irreversible

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina, tomaba un avión con destino a París. Mi participación como conferenciante en el Congreso sobre Seguridad en el Hogar tendría que celebrarse a las 17:00 PM. Ya en el taxi, miré los últimos mensajes y asombrado me topé con decenas de llamadas perdidas. Consulté el buzón de voz y en la última de ellas, mi vecina Claudia decía: Todo controlado, los bomberos llegaron a tiempo. Entonces quise rebobinar qué había hecho horas antes y me fue imposible. Olvidé porqué viajaba en taxi hacia Place Vendôme. Días después mi hija me apretó con fuerzas la mano cuando el doctor pronunció la irreversible palabra Alzheimer.

Microcuento participante en la X Edición de Relatos en Cadena de la Cadena Ser.


 

lunes, 17 de octubre de 2016

Recordarte

He olvidado recordarte.
He olvidado que en el trece encontraría la casa de la infancia.

Olvidé recomponer el mapa de nuestros afectos.
Busco tu olor por las esquinas,
en el papel en blanco de las historias.

Recordar el tacto de tus manos allá por las últimas horas
me ocupa en la vigilia.

No es suficiente, nunca basta la búsqueda.
El recuerdo alimenta, enciende y traza puentes de memoria
por los que transitar hacia tu abrazo.


jueves, 13 de octubre de 2016

Hacia la luz

Salir de la oscuridad sólo es cuestión de movimiento.

lunes, 10 de octubre de 2016

Ahora eran tres


Poco antes de que los domingos fueran amargos, solían reír, mirarse a los ojos y sentir. Eran días de productividad regalada en los que tejían una alianza que presumían insondable. Aquella tarde cuando él abrió la puerta, la tierra donde echó raíces su amor, tembló y se resquebrajó dejando trepar el recelo como mala hierba que arruina todo. Sofía soltó su maleta y sin palabra que mediara entre años de ausencia, le abofeteó. Venía de llorar días enteros por no aceptar la muerte oficial de Luis. Recuperar una vida robada por el naufragio no era posible. En la casa del faro, ya no sólo habitaban Luis y Olga, ahora eran tres. 

En manos del pintor

Hacia un poema plástico.

jueves, 6 de octubre de 2016

Relato


http://dehistoriasyrelatos.blogspot.com.es/

lunes, 3 de octubre de 2016

Amistad

Tantos años que sólo con mirar la forma, brillo o luz de sus ojos sabía que no pasaba por un buen momento. Su fortaleza andaba en guerra con esa mala racha de salud que le robaba la alegría. Fueron juntas al colegio, pasaron la adolescencia, compartieron confidencias de amores y secretos, disfrutaron viendo crecer a sus hijos y siempre había hueco para festejar con una buena copa de vino y conversar hasta el amanecer en caso que se terciara. Pero ahora, Natalia no hablaba. Cabeza gacha se limitaba a decir hola y volver a ese mutismo insondable en el que se instaló. Marina supo que el teléfono no era solución. Así que, cada tarde acudía a sentarse un ratito junto a su amiga y la acompañaba con una taza de té caliente. Marina la ponía al día de lo que ocurría fuera, le traía y llevaba novedades de lo que acontecía y le soltaba una larga retahíla de planes futuros que tenían como protagonistas a ambas. Natalia inexpresiva, a veces sonreía y otras le devolvía una lánguida mirada abandondada. Así transcurrieron meses hasta que una tarde de octubre, Marina rompió su silencio y entre sorbo y sorbo al té, se le escapó un, gracias amiga.

Deconstrucción


Agua que no quiere camino, agua que busca libertad



























"Publisuites"


"Publisuites"

martes, 27 de septiembre de 2016

lunes, 26 de septiembre de 2016

El impostor

No sé si soy pesimista o realista Doctor. El caso es que siempre veo la botella medio vacía. Repaso una a una las cosas buenas, hago listas con todo aquello que me conforta, repaso paisajes y vivencias que han llenado mi bagaje vital y claramente arroja un saldo positivo. Pero, cada mañana siento que estoy viviendo una vida que no es la mía. Me invade un pensamiento extraño y creo que soy una especie de impostor. Miro a mis hijos, a mi esposa, analizo la casa, recuento mi ropa, mis libros y en mi interior, una sospecha me indica que pertenecen a otra persona. ¿Qué puedo hacer Doctor? Pausadamente como si nada hubiere pasado, el señor Jacob, extendió un posit color malva. La receta dejaba leer: viaje, salga en su busca y encuéntrese. 

viernes, 23 de septiembre de 2016

Compañeras

Una piedra en el camino...

jueves, 22 de septiembre de 2016

El regalo de Raquel

De repente se topó con sus casi sesenta años y una basta carpeta de proyectos inacabados o por empezar. El frío cristal del espejo se enfrentó a él ofreciéndole un cara cansada, ajadada pero con restos de su característico atractivo, ese que le facilitó inolvidables tarde de éxito y experiencias únicas en más malas que buenas compañía. Ahora la desgana, la hojarasca de lo cotidiano y el saber que había consumido más de la mitad de su vida habían desplazado su innata pasión a un cansino dejar estar, dejar hacer. El teléfono vibró insistentemente hasta caer al suelo y fue entonces cuando lo cogió. -Papá te necesito-, fin del mensaje. Después de conducir toda la noche aquel abrazo y la mirada sincera de su hija, le obligaron a continuar. Amanecía y Raquel le regalaba su identidad. A partir de aquí era más fácil reconstruirse.  

martes, 20 de septiembre de 2016

Centrifugado de mar

Elíptica de agua y viento al Sur.

lunes, 19 de septiembre de 2016

El tigre me dejó cruzar

En el silencio, mis gritos hicieron despertar a la casa que dormía con sus crujidos de costumbre. Intentaba zafarme de aquella pegajosa masa que no sabría decir si era crema, pasta de chicle o mezcla espesa de rara plastilina. Escasos minutos antes yo me había cruzado con un hermoso, silencioso y pensativo tigre en plena calle. Solitariamente él caminaba no sé hacia qué lugar y yo transitaba por una peligrosa y oscura calle imaginaria. En ese cruce mi miedo se hizo templanza y a la mirada del tigre le respondió mi esquiva, temerosa y trémula forma de andar hacia adelante; pero lo peor fue llegar ante la puerta de la casa de mi infancia y luchar para derribar aquellos muros de magma impenetrable. Entonces la llamada a mi madre y mis quejidos cuajados de sollozos y agonía despertaron a mis hijos que soñaban plácidamente.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Gigantes dormidos


Y arañas con tus aspas el cabello de las nubes.

















martes, 17 de mayo de 2016

Sangre indolente

Desde el otro lado del planeta compruebo con desesperanza como el hombre es un lobo para el hombre. No imaginé que recaeríamos en otro genocidio tan desmesurado. Aquí, los ojos de los niños acumulan siglos de tristeza y mis manos, sin soluciones, sólo ofrecen una pizca de calor y ante sus miedos, un retazo de ternura. Cada noche en este vasto solar busco una extrañeza de suerte que haga florecer humanidad y esperanzas. Pero sé que rompiendo el silencio del sueño atronarán misiles crucero mientras que allá, la imagen de esta sangre derramada será indolente. 

miércoles, 11 de mayo de 2016

La desmemoria asesina

A veces no sabía si el pez había comido. Cogía el bote de alimento preparado y repartía pizcas de esas diminutas hojillas de colores. La pequeña carpa aceleraba su subida para atrapar con su boca de O las escamitas esparcidas por la pecera. La desmemoria de su dueño era la mejor aliada de aquel pez común; había días que comía dos veces. Los sábados tocaba limpieza; como una liturgia repetida, él, tomaba temblorosamente el recipiente y ya en el lavabo, tiraba, dejando un dedo de agua, toda la suciedad. Ese día, se miró al espejo y el tiempo se detuvo... perdido navegó por un abismo de olvido. ¿Quién era, qué hacía allí? Un eterno porqué lo atravesó. Pasados unos minutos volvió. Todo tomó sentido, pero el pez anaranjado yacía en el frío y blanco lavabo. La desmemoria le jugó una última y trágica mala pasada. 

martes, 10 de mayo de 2016

Formas


 Líneas étereas, líneas creadas.

domingo, 1 de mayo de 2016

jueves, 28 de abril de 2016

Inmovilismo


Era optimista por naturaleza pero en los últimos días un ánimo frío, casi glacial, lo tenía pegado a la desidia. Como una pegajosa telaraña, el inmovilismo trabajaba como un amortiguador de las horas. En tanto, el reloj hacía su función acostumbradamente, sin sobresaltos. La cotidiana manera de vivir no permitía entrada alguna a partículas de sorpresa. ¿En eso consistía vivir? Cuestión sin resolver, no había respuesta. 

lunes, 25 de abril de 2016

Sándwich, cine y soledad

A su lado, Ari, su mayestática gata se lamiaba una y otra vez con su acostumbrada pulcritud. La tarde había caído de repente, en un abrir y cerrar de ojos, al tiempo que había saboreado el último café. La casa en orden, los libros dispuestos sobre la mesa por orden de interés y sonando al fondo el programa de radio que rara vez dejaba de escuchar. "Esta noche cenaremos un sándwich de salmón y veremos una de esas viejas películas antes de que nos rinda el sueño", sentenció Esther. Entonces, los ojos de Ari se volvieron hacia su reumática dueña, relamiéndose el hocico dando a entender a la sexagenaria ama lo mucho que le gustaba la propuesta. Sándwich, cine y la bien creada soledad. No hacía falta nada más para continuar con la inalterable convivencia.

lunes, 18 de abril de 2016

Sólo es un hasta pronto


Acuérdate de lanzar mis cenizas al mar cuando la última luz del sol deje la escena y se entregue a otra eterna noche bajo este frío mar que tantas veces nos abrazó. Abandona entonces este incómodo mirador desde donde puse fin al circo de días repletos de impostores payasos. Luego, imprégnate del olor a vida que da el mar y besa el valiente aire de Levante. Haz de saber que yo estaré tras él. Queda tranquilo y no olvides nuestra cita. Esparce con fuerza también la tristeza. Recuerda: mi fuga sólo es un hasta pronto.

miércoles, 13 de abril de 2016

Enésima oportunidad


No huyas de mis besos que lloran a escondida cuando sales dando un portazo. No dejes cerrado el baúl de tu corazón que mis manos tienen frío por la ausencia de tu piel. No me hables con silencios que están sordos mis ojos al ver tus huidas. Regálame tan sólo un minuto de paciencia para explicarte que la historia de mi vida está escrita por ti. Ayuda a recomponer el puzzle de nuestra rotura y regalémonos la enésima oportunidad para seguir atravesando esta impertinente escalera de trampas y paraísos prestados. 

lunes, 11 de abril de 2016

Leerte es caótico


"Escupes palabras y las escribes directamente como se te ocurren. No hay ni un sólo sujeto. Leerte es caótico". Aquella anotación encapotó la soleada mañana de enero. Pensar en otra lengua que no fuese la que adquirió de pequeño era imposible. Él que había presumido de inteligencia múltiple y de inagotables habilidades para el aprendizaje, era incapaz de manejar la gramática inglesa. Recogió los folios, cerró el libro, miró por última vez la hora y se despidió sin más del grupo de clase. Bajados seis escalones, recapacitó. Volvió a mirar la corrección y tras leer las letras simétricas y estiradas de la profesora, corrió a buscarla. Ella estaba allí con su coraza de docente imperturbable y con aquel ímpetu de mujer segura que tanto lo inquietaba. Tiró la hoja sobre la mesa y ver de nuevo en indeleble tinta eso de "Escupes palabras..." lo encendió. Ella tomó con arrogancia la prueba corregida y mirándole fijamente le preguntó; ¿algún problema? Tomás se lanzó hacia aquella mirada honda e infinita y la besó. Desde entonces, cada mañana, en el espejo donde Inés clava su primera mirada color miel, hay una ortodoxa y romántica nota escrita en perfecto Inglés. 

jueves, 7 de abril de 2016

La mujer de su vida


Aquel collar de ámbar estaba sobre el viejo mapa que el abuelo consultaba cada día para no olvidar las rutas que había atravesado con su viejo camión. Él, había trazado numerosas líneas como una constelación única en su memoria. La Puebla, Algarbia, Lula, Amura, Morón, Palencia, Pimiango un sin fin de pequeñas ciudades a las que acudía a vender todo un mundo de cacharrería.

Abuelo, ¿de quién es ese collar? le pregunté. 
Mi viejo abuelo me miró y con una lágrima en su rostro contestó: de la mujer de mi vida. 

jueves, 31 de marzo de 2016

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...